10 razones por las que quizás tu ecommerce no vende

10 razones por las que quizás tu ecommerce no vende

¿Eres emprendedor del mundo digital? ¿Tu ecommerce no está generando las ventas que deseas? Algo anda mal, es momento de echar un vistazo a tu estrategia y al funcionamiento de la web comercial que empleas para proyectar tus productos o servicios. No temas, en el mundo digital la solución puede estar solo al alcance de un clic.

Si eres emprendedor y has optado por el mundo digital como canal de ventas para tus productos o servicios debes ser consciente de que vender va más allá de un simple clic. Debes contar con una plataforma óptima, con la configuración adecuada y el asesoramiento de los conocedores del tema. Vamos a conocer diez posibles razones que afectarían tu ecommerce.

1 Falta de inversión

Es normal que un emprendedor intente hacer todo él mismo porque no cuenta con los recursos suficientes, pero ahorrar dinero puede ser un revés a mediano o corto plazo. La inversión en una buena plataforma será necesaria si buscas tener una ecommerce en condiciones óptimas y que te ayude a potenciar la rentabilidad de tu emprendimiento.

2 Ser autodidacta

Más que mito es una realidad. En internet tú puedes crear tu propia página o blog, y te puede ir de maravilla usando las versiones gratuitas de herramientas como WordPress, por ejemplo. Pero si quieres subir el escalón del amateur y entrar en el plano profesional, además de invertir en una mejor plataforma, es bueno contar con el asesoramiento de un experto en ecommerce.

3 Vías de contacto ineficientes

Es lógico que los usuarios y posibles compradores tengan dudas sobre los productos o servicios que ofrece una ecommerce, por ello los emprendedores digitales deben disponer de canales de comunicación eficaces,  eficientes y diversos. Números de teléfono, buzón de mensajes, corres electrónicos, entre otros. Debes hacer que el comprador sienta confianza en ti dando múltiples vías de comunicación.

4 Mala atención

Uno de los graves y más recurrentes problemas de las ecommerce, blogs y/o páginas webs en la desatención que dan a su buzón de mensajes. En una ecommerce este fallo es mucho más grave, pues pierdes la posibilidad de ganar un cliente, que podría tener dudas sobre tus productos o servicios.

5 No disponer de una estrategia digital

Los posibles compradores no llegarán a tu ecommerce por su propia cuenta. Debes disponer de una estrategia digital que emplee las herramientas del marketing tan sonadas en la actualidad y que busquen empatía con los usuario de la internet, no sólo  a través de las redes sociales, sino también a través de redes sociales, buscadores, cibermedios, SEO, entre otros.

6 Enfocarse en una estrategia off line

Es cierto que el mundo no digital es una buena plaza para poner en práctica la publicidad tradicional, pero en el caso de una ecommerce no puede ser la protagonista, sino un complemento. Buena parte de la inversión en marketing debe estar enfocada en el mundo web.

7 Mala imagen, mala fotografía

Para las ventas en línea el emprendedor debe recurrir a potenciar las bondades visuales de sus productos o servicios a través de la ecommerce. Por ello debe contar con una imagen óptima y que proyecte calidad en lo que ofrece. El uso de los colores y la calidad de la imagen fotográfica serán determinantes.

8 Pocas opciones para pagar

Una buena pasarela de pago es esencial para el éxito de una ecommerce. El comprador debe encontrar en tu web diversas opciones para pagar por el producto o servicio que va a adquirir. Ármate con TPV virtuales, Paypal, Amazon, PayMill, entre otras opciones faciliten el proceso de compra al usuario. Ofrece soluciones, no dolores de cabeza.

9 No sumar costes de envío

Trata de especificar en tu ecommerce el precio final del producto o servicio, sin importar lo que esto sume. El comprador digital valorará la honestidad con la que planteas el precio real de mercado al sumar todos los costes inherentes a la compra. En este apartado también es importante que el emprendedor explique cuál sería el protocolo en caso de devolución.

10 No hay seguimiento ni control

La calidad no debe estar solo en el producto o servicio que ofrecer a través de tu ecommerce. Muchos emprendedores creen que el proceso de compra acaba en el último clic de pago, pero no debe ser así. Un buen emprendedor digital debe hacer seguimiento y control de sus procesos de compra. Velar por la llegada de su envío al domicilio del usuario y hacerse sentir como un aliado. Al final, una buena experiencia de compra, traerá grandes resultados y mayor rentabilidad.

Sergio Delgado

Comments are closed.