¿Cómo hacer que nuestra ecommerce se diferencie de los demás?

Ecommerce

¿Cómo hacer que nuestra ecommerce se diferencie de los demás?

Los negocios en internet se han vuelto muy populares en los últimos años y nos permiten vender una gran cantidad de artículos o servicios. Estos pueden adaptarse a distintos modelos de negocio y permiten llegar a una mayor cantidad de personas. Muchas empresas han optado por ofrecer servicios como ecommerce y la competencia es dura. En este artículo hablaremos sobre como diferenciar nuestra ecommerce de los demás.

Diferenciarse de la competencia implica buscar una mejor forma de competir y poder captar clientes, esto es necesario cuando los mercados son competitivos y las empresas deben buscar atender distintas necesidades de los clientes. Veamos como diferenciar a nuestra ecommerce de los demás:

¿Cómo diferenciar nuestra ecommerce?

1.Competir en precio. La manera más utilizada para diferenciarse de la competencia es a través del precio y no necesariamente debe ser a través de un precio. Puede ser a través de formas de pago aceptadas, que al ser distintas le brindar mayores opciones a los clientes; puede ser a través de distintos niveles de precio de acuerdo al tipo de cliente que se atiende y del tipo de producto que se ofrece.

2. Diferenciar el producto. La idea de una ecommerce es muy versátil y se puede ajustar a distintas empresas en distintos escenarios. Sin embargo, algunas pueden caer en la monotonía de repetir estilos de ecommerce que son similares o que tienen diferencias poco relevantes respecto a los competidores.

En este caso, una ecommerce que desee entrar al mercado podrá estudiar a su competencia y ofrecer algún apartado que sea ofrecido por pocos o que no esté dentro de la oferta de los ecommerce. De esta manera lograra captar la atención de usuarios que deseen hacer compras en internet y estén interesados en la característica que está diferenciando al negocio.

3. Estudiar el mercado. Una de las cosas que debe estudiar una empresa cuando lanza el producto es su público objetivo, es decir, aquellos a quienes desea venderles el producto. Los ecommerce no son la excepción y también deben seguir estos pasos.

Por ejemplo, una ecommerce que busca comercializar zapatos debe estudiar a su público objetivo, que son las personas que compran zapatos en internet y ver cuáles son las necesidades que tienen estas personas. Debe interesarse en que buscan estas personas cuando entran a una página de internet para comprar zapatos, en qué se fijan primero, como prefieren que este ordenada y más.

4. Contar con un buen diseñador y posicionamiento. Uno de los aspectos más importantes para una ecommerce es el diseño de la página web ya que es a través de ella que los usuarios van a interactuar y podrán realizar sus compras. Es por ello que en estos negocios se le debe invertir una gran cantidad de tiempo al proceso de diseño de la página web, así como su optimización. También, el posicionamiento SEO y la contratación de un copywriter resultan fundamentales.

La importancia del buen diseñador está en poder darle un aspecto visualmente agradable a la página, que al mismo tiempo sea intuitivo y fácil de usar para las personas. Esto último es clave ya que para que las personas puedan comprar deben poder llegar de manera fácil a los productos y poder ordenarlos según lo que están buscando.

Otro aspecto clave que entra en el diseño de la página web es la optimización de la misma, especialmente en cuanto al soporte de los medios de pagos, métodos de seguridad y otros. Estos deben funcionar de manera fluida para que las personas tengan una experiencia agradable durante sus compras.

Sergio Delgado

Comments are closed.