El valor de la inteligencia de mercado a la hora de lanzar una estrategia

Estrategias-de-Marketing-1

El valor de la inteligencia de mercado a la hora de lanzar una estrategia

¡Mensaje a los emprendedores! Antes de lanzarnos a la piscina precipitadamente e introducir en el mercado un nuevo producto o servicio determinado, tendremos que ver las aguas entre las que vamos a nadar, es decir, conocer a nuestra clientela, sus necesidades y sobre todo a la competencia. ¡Esta es la inteligencia de mercado!

En el manual de estilo de gestión de cualquier empresa siempre debería cobrar importancia la elaboración de una correcta estrategia de marketing fundamentada en el uso de las mejores técnicas, herramientas y fuentes informativas que nos ayudasen a descubrir a fondo el mercado en el que pretendemos sumergirnos. Es importante analizar el perfil de la sociedad consumidora y extraer a partir de aquí quién queremos que sea destinatario de nuestros servicios. Además, deberemos realizar un exhaustivo examen de conciencia para saber detectar los pros y los contras de nuestro innovador proyecto, reforzando así sus ventajas sobre la competencia para evitar posibles errores en un futuro próximo. El éxito no es cuestión de azar, sino de saber correctamente ejecutar nuestra inteligencia de mercado.

La inteligencia de mercado es una práctica que no puede faltar en ninguna empresa a la hora de entrar en juego en el tablero del mercado. Se define como una estrategia basada en el estudio y conocimiento del mercado manejando permanentemente un flujo de informaciones que nos permitiesen apreciar el comportamiento de las empresas y las tendencias adoptadas por el sector. En otras palabras, supone comprender el comportamiento de las variables críticas que definen un mercado objetivo.

¿Por qué es importante la inteligencia de mercado? Porque gracias a ella lograremos marcar la posición de nuestra empresa y de nuestro producto. No obstante, dicha posición dependerá de nuestras destrezas para saber superar cualquier debilidad que presentásemos y reforzar nuestras ventajas, consiguiendo aprovechar cualquier oportunidad que se nos presentase. Una empresa que trabaja sin una inteligencia de mercado es una empresa que actúa sin saber a dónde va, con los riesgos que ello supone en los tiempos que corren en los que la competencia es tan fuerte.

Ventajas de la inteligencia de mercado

La inteligencia de mercado permitirá a nuestra empresa obtener fuentes informativas cualitativas y cuantitativas, tanto de nuestra empresa como del mercado, para facilitarnos la labor a la hora de tomar decisiones. Esas fuentes informativas podrán ser endógenas (datos de la empresa) y exógenas (datos de la competencia y del consumidor).

Nos creemos que invertir en profesionales que nos ayuden a realizar un estudio de mercado íntegro y eficaz es un derroche de tiempo y dinero innecesario, pero nos equivocamos. ¿Si no analizas tu mercado como sabes que tu producto va a tener éxito? ¿Hacia qué sector poblacional enfocas tus campañas publicitarias y de marketing? La inteligencia de mercado puede partir de una investigación primaria (supervisión de ventas y comunicación directa con los consumidores) o de una investigación secundaria (es más común antes de lanzar un producto y se basa en el análisis de estadísticas).

La práctica de la inteligencia de mercado permite perfeccionar nuestros productos o servicios para adecuarlos a los gustos de nuestro target consumidor, consiguiendo satisfacer sus expectativas. Además de suponer un ahorro financiero, conoceremos antes que nadie el potencial del mercado y evaluaremos las posibilidades de nuestro producto ante la competencia.

No cabe duda que la inteligencia de mercado es parte de la gestión estratégica de las empresas, por tal de elaborar un plan de acción que desarrolle la ventaja competitiva de nuestro negocio y la acentuase frente al resto. No obstante, ésta siempre deberá guiarse por las tendencias del mercado.

La inteligencia de mercado debe ser un concepto presente en el día a día de tu empresa. Si no conocías su relevancia, esperamos que este artículo te haya servido de gran ayuda. Y es que puestos a volar, ¿qué mejor que hacerlo con paracaídas, no crees?

 

 

Sergio Delgado

Comments are closed.