iJam. El primer dispositivo que no se oye o se ve, sino que se come

iJam. El primer dispositivo que no se oye o se ve, sino que se come

A diario recibimos multitud de mensajes e información vía e-mail y, la mayoría, los descartamos porque no consiguen lo básico en un envío publicitario: llamar la atención. Algo que precisamente no ocurre con este que os pongo aquí y que cuando me llegó el viernes arrancó de mí una carcajada y algo mucho más importante, su lectura. Ese aire retro, freaky, sería hoy el término más apropiado, choca frontalmente con lo que vende y publicita ya que comparar un jamón ibérico con los todopoderosos instrumentos mediáticos de Apple tiene coña y mucha. Os lo dejo para vuestro deleite (visual y, quien sabe, si del paladar).

Por cierto, y antes de que algún malpensado lo barrunte, no tengo comisión alguna por cualquier suscripción que se derive de este post. Tan sólo lo pongo porque creo que en los tiempos que corren valen la pena momentos como los que me ofreció este mail. Además, la empresa anunciante arriesgó enviándolo en el que, según dicen, es el peor día de la semana para enviar un correo publicitario. Es posible que estuviera hecho aposta. Al menos conmigo cumplió su primer y fundamental objetivo: ser visto y leído.

Xavier Folguera

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − Diez =