La credibilidad y la manipulación de los estudios sobre Internet

La credibilidad y la manipulación de los estudios sobre Internet

La fragilidad de los estudios que se publican sobre el Comercio Electrónico obliga a ponerlos en cuarentena si no queremos ser víctimas de la desinformación o la manipulación.

Algunos medios de comunicación han publicado datos de un estudio (lo doy por supuesto ya que no he sido capaz de localizarlo en Internet y consultarlo personalmente) sobre el Comercio Electrónico elaborado por Trusted Shops e Infas, enfocado en la seguridad de los portales de venta online. Voy a exponer este caso como ejemplo para ilustrar que Internet nos ofrece diariamente infinidad de datos de multiples fuentes y es fundamental tener claros los criterios necesarios para evaluarlos y extraer conclusiones prácticas.

La cuestión es que los medios destacan que “al 85% de los internautas españoles les preocupa la seguridad de sus compras online”. Tic beatPuro Marketing, o  Diario ABC., por poner algunos ejemplos que han dado difusión a la noticia.

Es espectacular y sorprendente la gran difusión que pueden obtener los datos cuando expresan resultados tan rotundos, aunque por otro lado, tan obvios y lógicos. ¿A que internauta no le preocupa la seguridad? La venta a distancia conlleva un riesgo, y a cualquier mortal le preocupa siempre que le roben.

Pero la lectura de la noticia hace reflexionar sobre que motivaciones puede existir detrás de la publicación. Pues bien, si se hace un simple seguimiento del contenido de la noticia, vemos que este estudio ha sido presentado por una empresa privada denominada Trusted Shops, que se dedica a otorgar un sello de calidad a las tiendas online, por un módico precio mensual. Este estudio ha sido realizado (y debemos suponer, contratado por la anterior compañía) por un instituto de investigaciones privado alemán denominado INFAS – Institut für angewandte Sozialwissenschaft GmbH / Instituto de Ciencias Sociales Aplicadas. Se trata de una empresa privada que trabaja para empresas privadas. Hago inciso en el término “privado” para señalar que normalmente, los estudios siempre ofrecen resultados interesantes para los intereses de los contratantes, en este caso, Trusted Shops.

Es lógico que, quienes pagan, quieran obtener buenos resultados, evidentemente. Si esta empresa desea un estudio que ponga de manifiesto la seguridad de los sitios web, para crear la necesidad comercial entre toda su clientela potencial y conseguir la venta de sus servicios a los portales online, los estudios seguro que ofrecerán tal resultado. Dicho de otro modo, o tienes nuestro sello de calidad porque lo quieren tus compradores, o no vendes. Esto es normal en todos los campos de la economía: la farmacéutica, la alimentación, etc.

Pero lo que es triste es ver como los medios de comunicación dan impulso a este tipo de noticias, que en realidad no aportan nada por su evidencia, y hacen el juego de las empresas privadas manipulado a la opinión pública y a los profesionales que sufren la inestabilidad de la economía actual.

Los buenos periodistas deberían contrastar datos antes de darles cobertura.

El ONTSI, el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, es una empresa pública dependiente del Ministerio de Industria, que editó recientemente el Estudio sobre Comercio Electrónico B2C 2011.

En este estudio, en su página 54, se expone una simple gráfica donde se expone el resultado de la pregunta: ¿Tiene en cuenta, a la hora de decidirse comprar en una determinada tienda, si señala que está adherida a un sello de calidad o código de confianza en Internet?

El resultado fué que, en el año 2011 el porcentaje que dijo SÍ fué del 43,7% y en el año 2010, fué 48,7%. Una reducción de cinco puntos, que puede interpretarse fácilmente que, en momentos de crisis, si el precio es lo que más cuenta, vale la pena no ser tan exigentes con las tiendas online y ser más flexibles sobre si tiene o no un sello de confianza.

En España, el líder de sellos de confianza para tiendas online, es Confianza Online, una empresa sin ánimo de lucro, que merece todo el crédito por su finalidad social.

Y viene la pregunta: ¿Nos debemos fiar más de un estudio privado que dice lo que se pretende que diga, o nos fiamos de empresa públicas que no tienen motivaciones comerciales por medio?

La respuesta es evidente, y no hace falta ni responderla.

Xavier Folguera

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 3 =