La realidad virtual en tu estrategia de marketing

realidad virtual marketing

La realidad virtual en tu estrategia de marketing

No solo es una de las tendencias más en boga en marketing digital de los últimos, sino que promete ser utilizada cada vez por más marcas en 2018. ¿Aún no sabes cómo la realidad virtual o realidad aumentada puede ayudarte en tu estrategia de marketing?  Vende más proporcionando al cliente una experiencia única.

Qué duda cabe que el cliente es cada vez más exigente. A la par la competencia es mayor. Y por ello, debemos de intentar ofrecerle continuamente algo nuevo. Un atractivo que además nos haga parecer diferente al resto. Y es que, aunque cada vez son más marcas que se unen a ello, la realidad virtual es lo último en marketing digital. ¿Aún no sabes cómo funciona?

Es muy sencillo. La realidad virtual proporciona al cliente vivir experiencias inmersivas, únicas y nunca antes vividas con una marca hasta la fecha. Una experiencia memorable y que apele también a los sentimientos del cliente potencial de una manera diferente a como está acostumbrado el marketing tradicional. Crear acciones de marketing digital teniendo como herramienta la realidad virtual es la última moda y a la que tu marca sí o sí debe unirse.

Ejemplos de realidad virtual

Para entenderlo mejor hablar de algunos ejemplos y comprenderás enseguida como la realidad virtual es lo que tu campaña de marketing necesitaba. Imagina que tienes una tienda online de decoración, con la realidad virtual el cliente no solo podrá comprar el producto sino además comprobar cómo le queda en su propia casa. Ayudándole (o no) a decidirse si finalmente formaliza la compra y todo ello por medio de sencillas imágenes personalizadas donde el cliente se siente partícipe en todo momento.

Otro ejemplo. Imagina que quieres realizar una reforma y no sabes cómo quedará la idea que tienes en mente. Con la realidad virtual el cliente puede jugar a ser su propio “arquitecto”. O si tienes una inmobiliaria, imagina que el futuro comprador desde su pc puede entrar en la casa que le ha llamado la atención e ir habitación por habitación contemplándola antes de decidirse si realmente le interesa de ver visitarla en persona. También es una buena criba para dar con clientes realmente interesados.

Y más ejemplos. Tienes una agencia de viaje y el visitante quiere conocer un destino de una forma algo más especial. La realidad aumentada le ayudará a sentir que está recorriendo los lugares de destino. Aunque muchos más ejemplos, en concesionarios a la hora de emular una conducción real de un coche o en herramientas deportivas para comprobar cómo funcionan los elementos que nos interesan comprar.

En realidad la realidad virtual vuelve a colocar en todas estas campañas de marketing al consumidor o cliente como protagonista y centro de cualquier acción intentando convencerle desde la vivencia de la propia experiencia mediante sonidos, imágenes, sensaciones… nunca antes vividas.

 

 

Sergio Delgado

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + seis =