Qué es el benchmarking y cómo puede ayudarte

benchmarking

Qué es el benchmarking y cómo puede ayudarte

No se trata de copiar lo que hace la competencia, sino de observarla, coger ideas e inspirarte. Esta podría ser la base del benchmarking, un proceso de análisis de la competencia que puede ayudarte a mejorar la estrategia de marketing de tu empresa y diferenciarte del resto. Te contamos todo lo que debes saber sobre benchmarking y cómo sacarle un mejor rendimiento.

Quizás puedas pensar: si mi propia estrategia me sirve, ¿para qué fijarme en lo que hacen los demás? En el mundo de los negocios nunca debes bajar la guardia y menos cuando hablamos de contemplar lo que hace la competencia. Mediante la técnica de la observación se puede aprender muchísimo. Y esta es la base del benchmarking: aprender de ese análisis de la competencia para mejorar los procesos que llevas a cabo.

Las reglas de oro del benchmarking

Son 5 sobre las que se sustenta,

  1. Permite innovar
  2. Ayuda a mejorar
  3. Una buena opción cara a diferenciarte de tu competencia
  4. Te permite extraer datos de la misma
  5. Aplicar toda esta información para ser diferente y mejor que el resto

Tipos de benchmarking

Analizando a la competencia puedes adquirir información de gran valor y para ello puedes optar por uno de los cuatro tipos de benchmarking existentes.

Benchmarking interno

Este tipo de benchmarking lo llevas a cabo dentro de tu empresas y los competidores quedan al marge, ¿qué quiere decir esto? Que es llevada a cabo por las delegaciones, las diferentes tiendas o franquicias de una marca determinada. Ver que hace cada una e identificar aquellas acciones o procedimientos más exitosos.

Benchmarking externo

Es el más habitual pero primero se recomienda realizar una DAFO propia para ver desde qué puntos partimos nosotros antes de compararnos a la competencia.  Y ver también sobre qué punto partimos. También gracias a ella puedes mejorar tu estrategia de marketing y nuestro posicionamiento.

Benchmarking funcional

Aquí vamos a pensar un poco más, y no nos ceñímos solo a la competencia más directa si no a todas las empresas del sector aunque geográficamente no sean competencia (con el ecommerce todas lo son).  Observarles puede ayudarte a localizar qué puntos débiles tienen y así abrirte las puertas de otros mercados

Benchmarking integral

Se trata de realizar los 3 análisis de la competencia anteriores a la vez. Claro, aquí necesitas más tiempo y recursos económicos para llevarlos a cabo porque los trabajos de observación e investigación serán mucho mayores.

Esta recolección de información te va a ayudar y mucha a la hora de tomar decisiones y aplicarlas en tu estrategia de marketing digital. Ya sabes, quédate con lo bueno de los demás y aplícalo a tu marca. Busca la excelencia.

Sergio Delgado

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 7 =